Síguenos

NFL

El caso de Aaron Hernández, de lo más oscuro de la NFL

Fue un jugador profesional de futbol americano que fue acusado por asesinar a varias personas y luego se quitó la vida en prisión. Ahora incluso tendrá su propio documental

Foto: Twitter

Hay historias que superan la ficción y ese es el caso de la de Aaron Hernández, quien era un jugador profesional de futbol americano con una carrera que bien pudo haber sido maravillosa, pero que se arruinó debido a que fue acusado de matar no a una, ni dos, sino a tres personas y luego se quitó la vida.

Todo comenzó en el 2012, cuando Aaron, quien en ese entonces jugaba para los New England Patriots, fue acusado por el asesinato de Daniel de Abreu y Safiro Furtado luego de tener un enfrentamiento con ellos en un bar, por lo que se le había dictado la condena de cadena perpetua. Sin embargo, ya en el 2017 y muy pocos días antes de que se quitará la vida, fue absuelto de dichos cargos.

Pese a lo anterior, Aaron Hernández aún tenía OTRA cadena perpetua que pagar debido a que también fue acusado por la muerte de Odin Lloyd, jugador de futbol americano semiprofesional que salía con la hermana de su novia, en junio del 2013. Esto, más el hecho de que los Patriotas dieron fin al contrato de más de 40 millones de dólares que tenía con ellos en cuanto fue acusado y que su carrera ya estaba más que arruinada, probablemente fueron las principales causas por las que decidió quitarse la vida.

El 19 de abril del 2017, Aaron Hernández fue hallado en su celda ahorcado con una sábana. Fue hasta después de su muerte que los médicos identificaron que sufría encelopatía traumática crónica avanzada, una enfermedad degenerativa del cerebro que ya se ha vinculado a las múltiples conmociones cerebrales a los que los jugadores de la NFL están expuestos.

Cabe mencionar que dicha condición provoca, entre muchos otros síntomas, que quienes la padecen tengan conductas impulsivas y/o violentas, así como depresión y pensamientos suicidas. Lamentablemente esta enfermedad no puede ser diagnosticada en vida, pues sólo puede ser identificada cuando se realiza la autopsia.

Así como el doctor Bennet Omalu, el primer médico que logró identificar la encelopatía crónica avanzada y se atrevió a desafiar a la NFL, ya tuvo su propia película (Concussion, 2015), ahora Aaron Hernández ya tendrá su propia miniserie documental producida por Netflix, titulado «Killer Inside: The Mind of Aaron Hernández«.

Si quieres conocer a detalle su historia, ¡manténte atento! Pues se estrenará el próximo 15 de enero en la plataforma. Recuerda que puedes disfrutarla mientras apuestas a tus deportes favoritos en Strendus.

Advertisement

Facebook Strendus

Más en NFL