Síguenos

Deportes

Los escándalos más grandes en la historia de los Juegos Olímpicos

En 1896 se llevaron a cabo los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna. Hoy vivimos una situación delicada a nivel mundial y tendremos que esperar un año más para la justa de Tokio 2020.

Foto: AFP

Los Juegos Olímpicos son el evento más importante del deporte internacional, que paraliza el mundo durante dos semanas con miles de deportistas de más de 200 países. 

Aunque su origen se remonta a varios siglos atrás, los JJOO como los conocemos actualmente comenzaron el 6 de abril de 1896; con más de 120 años de historia, nos ha dejado varias historias, incluidos diversos escándalos que han manchado su legado: 

La masacre de Munich 1972 

En plenos Juegos Olímpicos de Munich, un grupo de terroristas palestinos ingresó a la villa olímpica para tomar como rehenes a 11 miembros de la delegación de Israel. 

El intento de rescate no funcionó y cinco atletas y seis entrenadores israelíes fallecieron, junto a un policía alemán y los cinco terroristas. 

La ‘Guerra Fría’ en 1980 y 1984 

Los Juegos Olímpicos de Moscú 1980 sufrieron el boicot de 65 países, liderados por Estados Unidos, a causa de la invasión soviética de Afganistán en 1979. Cuatro años más tarde, la URSS y los países alineados al bloque soviético tomaron represalias, boicoteando los juegos de Los Angeles 1984, y celebrando los Juegos de la Amistad unas semanas después. 

El oro olímpico de Ben Johnson en 1992

La rivalidad entre el canadiense Ben Johnson y el estadounidense Carl Lewis tuvo su punto más alto en los Olímpicos de Barcelona 1992, donde ambos llegaban como candidatos en los 100 metros planos. 

Johnson ganó el oro, imponiendo récord mundial de 9.79 segundos, pero días después le retiraron la medalla por dar positivo en doping. La medalla se le otorgó a Lewis, pero también resultó positivo; por si fuera poco, no solo ellos dos consumieron drogas, pues 5 de los 8 finalistas también salieron mal en el antidoping. 

Fred Lorz y su ‘atajo’ en St. Louis 1994

En la tercera edición de los Juegos Olímpicos, Fred Lorz se hizo con la medalla de oro en la prueba de maratón. 

El estadounidense entró triunfal al Estadio Olímpico, aunque poco tiempo después se descubrió que su entrenador lo recogió para recorrer casi 18 kilómetros en carro, lo que provocó su descalificación y veto del atletismo, aunque regresó para ganar el Maratón de Boston en 1905. 

La trampa de Marion Jones en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000

La atleta estadounidense fue la primera mujer en conseguir cinco medallas en atletismo; tres medallas de oro y dos de bronce fueron su saldo en los primeros Juegos Olímpicos del siglo XXI, aunque tiempo después se descubrió su dopaje. 

Jones aceptó en 2007 que había mentido a los inspectores federales, lo que provocó que le quitaran las medallas y pasara seis meses en prisión. 

Advertisement

Facebook Strendus

Más en Deportes