Connect with us

Futbol

Equipos de la Liga MX que fracasaron al cambiar de sede

Morelia se sumó a la lista de ciudades que se quedan sin equipo a causa de los manejos de la Liga MX.

Foto: AFP

El día de ayer se hizo oficial la mudanza de Monarcas Morelia a Mazatlán, después de varias semanas de rumores sobre un posible cambio. A pesar de las protestas de la afición michoacana, el equipo pasará a jugar en Sinaloa, dejando atrás una historia de casi 7 décadas; aprovechando este cambio, recordamos a esas franquicias que cambiaron de sede en la Liga MX, no siempre con los mejores resultados: 

Club Atlético Irapuato

La ‘Trinca Fresera’ fue uno de los equipos afectados por el manejo de las franquicias en México. Ni sus más de 90 años de antigüedad evitaron que el Irapuato fuera vendido a Veracruz en 2002, a pesar de que el Puerto ya tenía un club en Primera A.

Meses después resurgió el equipo en Irapuato – después de comprar la franquicia de Querétaro -, pero no pudieron volver a primera.  

FC Juárez

Lobos ascendió a la Liga MX por primera vez en su historia en 2017 y después de dos años los malos resultados y las dificultades económicas obligaron a su venta. Ahí aparecieron los Bravos de Ciudad Juárez, que compraron al equipo y hoy en día juegan en la Liga MX, aunque navegan en media tabla. 

San Luis FC 

Los ‘Tuneros’ fueron el primer club de futbol profesional en San Luis Potosí, y durante varios años animaron la Liga MX, llegando incluso a jugar Copa Libertadores. En 2013 los problemas financieros y la falta de apoyo obligaron a la venta del San Luis, que terminó convertido en el ahora desaparecido Chiapas FC. 

Celaya 

El Celaya deambuló entre Primera División y el Ascenso, teniendo épocas doradas como cuando juntó a Hugo Sánchez, Emilio Butragueño y ‘Michel’. En 2002 el equipo enfrentó problemas administrativos y fue vendido a un empresario de Morelos, que convirtió al club en los Colibríes de Morelos, los cuales solo duraron un torneo en la liga. 

Reboceros de La Piedad

En dos ocasiones La Piedad se quedó sin futbol de primera por los manejos de la liga. En 2002 Querétaro, en ese entonces en el Ascenso, compró la franquicia y ascendió a Primera, aunque solo por dos años. 

En 2013 los Reboceros ganaron el derecho a ascender, pero al no tener apoyo económico fueron adquiridos por el hoy extinto Veracruz.

Advertisement

Facebook Strendus

More in Futbol