Síguenos

Deportes

5 deportistas vs. los animales más rápidos del mundo. ¿Quién ganó?

Michael Phelps y Bryan Habana son algunas de las personalidades que se han medido con animales salvajes y han vivido para contarlo

Bryan Habana vs. Chita (Foto: afpforum.com)

Aunque somos los seres humanos los que tenemos el control del planeta (para bien y para mal), hay muchísimas cosas en las que jamás podríamos superar a los animales sin la ayuda de la tecnología (y a veces ni con eso). Para prueba, te dejamos una lista con algunos de los mejores deportistas de la historia que se han medido en contra de los animales más veloces. ¡Los resultados te sorprenderán!

1. Michael Phelps (Maryland, 1985)

En julio del 2017, el tiburón de Baltimore compitió con un tiburón blanco en aguas abiertas y a una temperatura de solo 13 grados centígrados. Phelps utilizó una aleta especial para “balancear” las cosas, pues la velocidad de este depredador marino puede ser de hasta 56 km/h, mientras que la suya (aunque es uno de los nadadores más rápidos) no llega ni a los 10. Al final el estadounidense recorrió los 100 metros en 38.1 segundos, mientras que el escualo lo hizo en 36.1, convirtiéndose así en el claro ganador.

Cabe mencionar que no fue una carrera real como tal, pues el equipo de Discovery Channel fue quien se encargó de calcular la velocidad del tiburón blanco, observando uno real y registrándolo todo, aunque Phelps sí tuvo que lanzarse al agua helada y salada, pero en solitario. Finalmente sólo se creó el tiburón con efectos para hacerla de emoción. Sobre el resultado, Michael declaró que quería la revancha, argumentando que en mejores condiciones él podría haber ganado.

2. Filippo Magnini (Pésaro, 1982)

Incluso antes que Phelps, este nadador italiano quiso poner a prueba su velocidad en el 2011 compitiendo con otros seres marinos, pero eligió a unos de los más amigables: delfines. La carrera se llevó a cabo en una alberca en Roma, y como él no usó ningún otro elemento que lo ayudara a nadar más rápido, se le dio una ventaja de una alberca entera. Al final los delfines recorrieron dos albercas y media, y Filippo solo una y media. Obviamente era imposible que una persona pudiera igualar a estos simpáticos e inteligentes animales, pues son incluso más rápidos que los tiburones. ¡Recorren hasta 60 km/h!

3. Shawn Crawford (Carolina del Sur, 1978)

Se llevó el oro en los Juegos de Atenas 2004 en la carrera de 200 metros y actualmente es especialista en pruebas de velocidad. Sin embargo, antes de convertirse en medallista olímpico, llegó a competir con animales para ganar dinero, específicamente contra una jirafa y una cebra. A la primera la venció casi sin problema, pero quedó humillado al enfrentarse con el segundo animal.

Lo curioso de esta situación es que a Crawford sí le afectaron los resultados. Supuestamente se molestó porque la jirafa no iba en línea recta y se decepcionó mucho de sí mismo por haber sido opacado por el animal blanco y negro. La realidad es que nadie podría haber derrotado a una cebra, pues alcanzan velocidades de más de 55 km/h. En el caso de la jirafa, se ha comprobado que llegan a tener una velocidad máxima de hasta 60 km/h. Lo sentimos, Shawn, parece que te dejaron ganar, ya que la velocidad máxima registrada en un ser humano es de 45 km/h.

4. Bryan Habana (Johannesburgo, 1983)

Jugaba rugby profesional en la posición de wing y tuvo una carrera destacada debido a que fue considerado como el más rápido en su deporte. A diferencia de Crawford, Habana decidió competir con un chita en 2007 no precisamente para demostrar que él es muy rápido, sino para destacar la velocidad del animal (hasta 120 km/h) y para beneficio de un grupo que busca la conservación de los animales.

Tal y como se esperaba, el felino venció a Bryan por varios segundos, incluso cuando se le dio mucha ventaja al corredor. Eso sí, pese al riesgo que representaba convivir de cerca con este depredador salvaje, la carrera se realizó de verdad. Mientras Habana corría por su cuenta, el chita fue motivado por una pierna de cordero que tuvo que perseguir, justo al lado suyo.

5. Jesse Owens (Alabama, 1913)

Para cerrar con broche de oro: Jesse Owens, el deportista que humilló a Hitler cuando éste quería demostrar la superioridad de los alemanes en los Juegos Olímpicos que se llevaron a cabo en Berlín en 1936. ¡Se llevó el oro en cuatro disciplinas diferentes! Se dice que Hitler declaró que “cualquiera que tuviese ancestros procedentes de la jungla era un salvaje… y por ello deberían haber sido excluidos de los Juegos”, haciendo referencia a la raza del atleta.

Se supone que Owens al principio no creyó del todo eso porque Hitler le estrechó la mano y lo saludó cordialmente las veces que se cruzó con él. Pero sí declaró que fue su propio presidente quien le dio la espalda. Aseguró que Roosevelt nunca lo apoyó y que ni le dieron patrocinios. Eso y su situación económica empujaron a Jesse a retirarse del deporte y a competir con trenes y motos para ganar dinero. Incluso corrió contra caballos y les ganó en varias ocasiones, pero eso no evitó que se convirtiera en la burla de muchos: “¿Y qué se supone que debo hacer? Tengo cuatro medallas de oro pero ninguna se puede comer.” Dato curioso: la velocidad máxima de los caballos es de 88 km/h.

Está claro que los seres humanos no son competencias para los animales, ¡y eso que no compitieron con los más rápidos de todos! ¿Sabías que el pez vela llega a recorrer 109 km/h? Continúa apostando por tus deportistas favoritos que compiten con otros deportistas en Strendus para recibir la dosis de adrenalina que tu cuerpo necesita.

Advertisement

Facebook Strendus

Más en Deportes