Connect with us

Casino

Tres variedades del Baccarat para sentir más adrenalina

Chemin de Fer, Baccarat Banque o simplemente Baccarat. Aunque en teoría son el mismo juego, sus pequeñas diferencias hacen que tengas mucha más diversión

Foto: Twitter

Detrás del Baccarat hay muchísimos años de historia en los que fue conquistando los corazones de la alta sociedad en diferentes partes del mundo hasta que, por fin, se convirtió en un “must” dentro de casinos. Pero ¿sabías que hay diferentes formas de disfrutar este juego? Para que no continúes con tu vida sin conocerlas, aquí te hablamos sobre sus variedades y cómo se juegan.

Baccarat

Esta es la manera más común de disfrutar este juego. Es bastante similar al Blackjack, pero no lo suficiente como para que los confundas. En lugar de tratar de tener o acercarte al 21 sin pasarte, debes lograr 9 puntos o por lo menos aproximarte más a dicha puntuación. Debido a las reglas del Baccarat, es imposible que te pases de 9.

Cuando juegues Baccarat no se te entregan tus propias cartas, pues en la mesa del juego sólo hay dos manos: “player” y “banker”. Lo que tú debes hacer es apostar por cualquiera de las dos opciones, o por el empate (Tie). Cabe destacar que en este juego el Rey, la Reina, el Jack y el 10 valen 0 puntos; el AS vale 1 punto y las cartas del 2 al 9 valen su respectivo número.

via GIPHY

Siguiendo la regla de que las decenas valen 0 puntos, cada vez que la mano suma más de 9 puntos, sólo son tomadas en cuenta las unidades. Por ejemplo, si en una mano sale un 4 y un 8, no tendrías 12 puntos, sino sólo 2. Como se trata de una cantidad lejos del 9, aún puede recibir más cartas hasta que cualquiera de las dos manos gane. ¡Pan comido!

Chemin de Fer

Probablemente el Chemin de Fer te suene familiar, pues es el juego favorito de Bond, James Bond. También conocido coloquialmente como Chemmy, esta variante tiene el mismo objetivo que el Baccarat convencional: sumar 9 puntos o acercarse lo más posible a este número. Cabe mencionar que fue gracias a esta modalidad que el Baccarat se popularizó a nivel mundial.

El término Chemin de fer proviene del idioma francés y significa “vía de ferrocarril”, pues la principal característica de este juego es que la banca es transitoria. O sea que se va moviendo entre los jugadores de la mesa y aquel que la tenga pasará de ser un jugador a ser el banquero. En caso de que nadie se ofrezca como voluntario, la banca la llevará aquél que se encuentre en la primera sección de la mesa (que está marcada en el tapete).

Para que el juego sea justo, te recomendamos que la banca se vaya turnando de izquierda a derecha para que todos los jugadores sean banqueros por lo menos una vez. El hecho de que no tengas que competir contra la casa ni el crupier hace que todo sea mucho más emocionante. La adrenalina aumenta cuando sabes que tú o alguien más podría quedarse con todas las ganancias de la banca. No por nada el agente 007 lo disfruta tanto.

via GIPHY

Baccarat Banque

También conocido como Baccarat a dos paños, esta variante del juego sí tiene crupier, pero no es él quien lleva la banca, sino que ésta también está a manos de uno de los jugadores. La mesa es dividida en dos partes, a las que se les conoce como paños, cada una con mínimo cuatro secciones. Ejemplo: si la mesa tiene 8 secciones, de la 1 a la 4 estarán en el primer paño, mientras que la 5, 6, 7 y 8 estarán en el segundo. Es el mismo caso si hay 10 o 12, la mitad de ellas van en un paño y la otra mitad en el otro.

La banca puede ser entregada al jugador que se ofrezca a llevarla. En caso de que varios contendientes la deseen, se le dará a aquel que tenga la mayor cantidad de dinero para manejarla. Cuando alguien ya no quiera ser la banca, puede tomar su dinero al finalizar una partida y dejarla, pero el siguiente jugador que la tenga deberá poner la misma cantidad de efectivo que había antes.

Una de las ventajas del Baccarat Banque es que se puede establecer el límite en la banca (lo mínimo y lo máximo que puede haber en ella). Una vez hecho esto, se comienza el juego. Para empezar, los jugadores del primer paño son los que reciben sus respectivas dos cartas, pero ocultas. Los del segundo paño son los que pueden apostar a las manos de los jugadores, ya que ellos no reciben ninguna. Cabe destacar que lo máximo que se puede apostar en total es la cantidad de dinero que hay en la banca.

via GIPHY

Como la mesa de Baccarat Banque tiene un lugar especial para cada una de las manos de los jugadores de cada paño, puedes apostar incluso por varias de ellas. Como las cartas son entregadas boca abajo, sólo pueden ser destapadas hasta que llega el turno del jugador que las tiene. En caso de que se necesite una tercera carta, hay que solicitarla al crupier. Y así transcurre el juego hasta que todos pasan por su turno, incluyendo la banca. 

Llegado el momento de comparar los resultados, la mano con 9, o más cerca de 9, será la ganadora de la apuesta. Sin embargo, debes tener presente que un 8 o 9 formado con dos cartas vale más que un 9 formado con tres. ¿Por qué? Por el simple hecho de que se necesitaron menos cartas para hacerla.

¡Ufff! Probablemente estas variedades del Baccarat no son tan fáciles de jugar, pero tampoco son tan difíciles como imaginas. Nuestro consejo es que Ingreses a Strendus y disfrutes todos los juegos de cartas que tenemos en nuestro Casino y Casino en Vivo. Recuerda que si sólo deseas practicar, puedes aprovechar nuestros demos. Así, cuando te sientas listo para aposta, podrás sentir la adrenalina sin miedo.

Advertisement

Facebook Strendus

More in Casino