Connect with us

Casino

Historias locas que ocurrieron en casinos (para reírse un rato)

Apostadores que se comen su dinero, ebrios que dicen disparates y abuelas con mucha suerte. Si estas anécdotas no te sacan una sonrisa, entonces nada lo hará

Foto: pixabay.com

La emoción en los casinos no sólo viene de ganar partidas en las mesas de juego. De hecho, a diario las personas que los visitan y que trabajan en ellos tienen la posibilidad de vivir experiencias inolvidables, y no específicamente por obtener un gran premio. Para prueba, te dejamos enseguida historias. Algunas de ellas fueron incómodas cuando sucedieron, pero te aseguramos que en este momento te sacarán por lo menos una sonrisa.

Antes que perder dinero, me lo como

En un casino de Nairobi, Kenia, un hombre apostó en la ruleta con la esperanza de que la fortuna le sonriera, pero no lo hizo. Cuando un apostador decente pierde, simplemente deja que el crupier tome el dinero y se queda o se retira, pero este hombre tomó sus billetes y se echó a correr. Enseguida un guardia lo persiguió hasta alcanzarlo y el sujeto, al encontrarse acorralado, prefirió meterse el dinero a la boca antes que entregarlo. Finalmente tuvieron que obligarlo a que lo escupiera. Incluso el personal de limpieza tuvo que acudir para limpiar y secar el dinero para que éste fuera entregado a la mesa de la ruleta. 🤢

via GIPHY

No es no

En Tripadvisor una mujer contó una incómoda experiencia que le pasó en un casino hace como 20 años. Resulta que en ese entonces los slots todavía te daban un montón de monedas cuando ganabas, así que ella estaba en uno, disfrutando el momento. Todo se puso raro cuando un señor empezó a hablarle y a invitarla a irse de viaje, pero ella lo rechazó. Como él continuó insistiendo, decidió cambiarse de lugar, y lo hizo una y otra vez porque el sujeto comenzó a seguirla y a sentarse siempre a su lado. La mujer continuó evadiéndolo hasta que el hombre, ya ahogado en alcohol, vomitó en el lugar del slot en el que se supone deben caer todas las monedas. Karma instantáneo.

via GIPHY

Ganadora y deportada

Ya sabes como son las cosas en Estados Unidos: si no tienes tus papeles en orden, puedes ser deportado en un 2×3 a tu país. Lamentablemente una apostadora olvidó esto por un momento. En un casino de Arizona una mujer ganó 1200 dólares, así que se dirigió enseguida a la cabina en la que cobraría su premio. Sin embargo, no contaba con ningún ID, por lo que le pidieron que mostrara su pasaporte. Ella se negó rotundamente e inmediato el personal investigó la situación. Cuando descubrieron que se encontraba allí de manera ilegal, la deportaron a México y, obviamente, tampoco le permitieron cobrar sus ganancias. Sin duda le salió el “tiro por la culata”.

via GIPHY

Una abuela con suerte

Probablemente ya conozcas esta historia, pues fue bastante popular un tiempo por la web. Hace 10 años, Patricia Demauro, una mujer de la tercera edad, se sentó en una mesa de dados del Casino y Spa Borgata Hotel de Atlantic City y se puso a jugar Craps sin ninguna experiencia y con apenas 100 dólares en los bolsillos. Pero su falta del conocimiento del juego no importó para nada porque la suerte estaba de su lado esa noche. En las siguientes cuatro horas con 18 minutos, la mujer ganó 154 tiradas seguidas y obtuvo los récords mundiales de tirada de dados más larga y el de tirada de dados sucesivas sin disputa más larga. Eso sí, jamás reveló cuánto dinero ganó. ¡Qué lista!

via GIPHY

Advertisement

Facebook Strendus

More in Casino