Síguenos

Escuela de Apuestas

5 razones por las que ser apostador es cool 😎

Si haces las cosas bien, pertenecer a este mundo puede ser un punto a tu favor e incluso resultar bastante atractivo para otras personas

Foto: Freepik.es

Ser un apostador decente va más allá de tomar buenas decisiones al momento de apostar y tener suerte para ganar dinero. Literalmente hay muchas cosas en juego cuando alguien decide ser parte de este universo, pero eso no significa que deba ser algo malo. Para probarlo, en esta ocasión decidimos dejar lo técnico de lado y explicarte por qué ser EL buen apostador dentro de tu grupo de amigos te convierte también en el amigo cool

1. Saben de deportes

Un buen apostador siempre se esfuerza por conocer el estado de los deportistas y/o equipos a los que planea apostar para tener más claras sus posibilidades. Obviamente toda esa información no es desechada así como así, sino que puede ser aprovechada en pláticas con los amigos y en las comidas familiares. Aunque muchos creen que no es buena idea debatir temas deportivos con nadie, hay que admitir que con argumentos sólidos hasta puedes ganarte la admiración de algunos.

via GIPHY

2. Ponen el ambiente con una baraja

Todos los apostadores de juegos de cartas como poker, blackjack y baccarat, deberían tener el hábito de llevar una baraja a todas partes. ¿Por qué? Por el simple hecho de que, pese a que la mayoría de estos juegos son bastante sencillos, no todos saben jugarlos. Si vas a alguna reunión que no pinta ser muy divertida, puedes poner el ambiente enseñándole a los demás a jugar o incluso apostar (aunque sea frijolitos) con aquellos que ya saben hacerlo. Créelo, después ya no querrás irte.

3. Invitan las chelas

Otro hábito que tienen todos los buenos apostadores es el de establecer un presupuesto para este tipo de actividades. De esta manera, si pierden, no lo sienten como una gran pérdida, pues no afecta al resto de sus gastos y actividades, pero si ganan, ¡por supuesto que pueden usar ese dinero para divertirse aún más! Por ejemplo, si realizas una apuesta por tu equipo de futbol favorito y ganas una buena cantidad de dinero, puedes aprovecharlo para invitar la primera ronda de cervezas con tus amigos o hasta tener una cena romántica con tu gran amor. Todos la pasarán bien y no te verás afectado económicamente.

via GIPHY

4. Te explican cómo apostar

Es común que aquellos que no apuestan de pronto se sientan atraídos por las apuestas que hace el que sí sabe sobre eso. Por ende, si alguien que no ha apostado antes (o por lo menos no con frecuencia) tiene ganas de sumergirse un poco más en todo este mundo, recurrirá al “apostador experto” al que más confianza le tenga. Si tú eres esa personas, explicarle todo el asunto de los momios, los parlays, hándicaps y demás términos que sólo los apostadores de corazón dominan, podrías añadir a la lista de tus amigos más nombres y ¿quién sabe? a la mejor hasta te invitan algo con sus primeros premios.

5. Son buenos amigos

Por último, pero no menos importante, un buen apostador tiene bien claros sus límites. Como sabes, las apuestas pueden ser muy divertidas, pero en exceso podrían convertirse en una adicción. Es por eso que los buenos apostadores están allí para ayudarte a realizar tus propias apuestas sabiamente, pero también saben decirte cuándo es necesario detenerse sin pelos en la lengua ya que ellos conocen muy bien el tema. Incluso se podría decir que esta es el principal motivo por el que ser apostador es un buen perfil.

Y tú, ¿ya te consideras un apostador cool? Mientras te cuestionas a ti mismo si haces lo que puedes para ser el mejor apostador de todos (en todos los sentidos), tómate la libertad de sentir la adrenalina en Strendus.

Advertisement

Facebook Strendus

Más en Escuela de Apuestas