Síguenos

Deportes

Canelo vs Golovkin, recuento de una trilogía histórica

En el mundo del deporte es muy común que se presenten rivalidades entre profesionales y el box no está exento de ello, ¿cuántas rivalidades han trascendido y no se han visto ya? Ali-Frazier, Durán-Leonard, Tyson-Lennox, Márquez-Pacquiao y un largo etcétera.

Hoy te presentaremos la que tal vez sea la rivalidad más grande del mundo del boxeo en los últimos años, la de Saúl ‘Canelo’ Álvarez y Gennady ‘GGG’ Golovkin. 

Comenzamos esta historia en 2011, cuando ambos se conocieron. Fue en mayo de ese año, un joven Saúl Álvarez de apenas 20 años de edad sirvió de sparring para un púgil recién llegado de Kazajistán, Gennady Golovkin, de entonces 29 años. La sesión fue muy normal, respetuosa entre ambos boxeadores pero con una lección que ninguna olvidaría: ambos sacaron lo mejor el uno del otro. 

La carrera del mexicano tomaría un desvío, pues mientras se medía en la división wélter al entonces mejor libra por libra del mundo, Floyd Mayweather Jr., el kazajo hacía sus labores en otra división, la middleweight. Sería hasta 2015 cuando los dos volverían a reencontrarse en el camino, pues Saúl Álvarez venció al puertorriqueño Miguel Cotto en noviembre de ese año en Las Vegas.

Victoria que obligaba a Golovkin a ser el rival mandatorio para el mexicano, pues el organismo de boxeo así lo estipulaba. No obstante, el ‘Canelo’, decidió en abril de 2016, renunciar al cinturón de la división mediana del Consejo Mundial de Boxeo dejando sobre la mesa el título sin siquiera pelear un solo round arriba de un ring con Golovkin. Esto ocasionó cientos de críticas contra el mexicano.

Hubo quienes decían que le tenía temor al oriundo de Kazajistán, otros se atrevieron a señalar a los entrenadores del mexicano como los responsables de la mediocridad de Saúl, incluso personalidades del mundo del boxeo criticaron al oriundo de Jalisco por no respetar el código que manda el boxeo: sea quién sea debes defender tus títulos en un ring. Álvarez no respondía y Golovkin obtuvo el cinturón en la mesa, sin pelear contra nadie y sobre todo sin siquiera medirse con el mexicano. 

El año 2016 continuó, Saúl Álvarez se mantenía en la división de los pesos medios venciendo a los británicos Amir Khan en Mayo con un knock-out espectacular y luego a Liam Smith en Septiembre.

Sin embargo, el enfrentamiento aún no llegaba. A la par de todo esto, Golovkin ya estaba entre los tres mejores libra por libra del mundo teniendo la supremacía en toda la división middleweight, no tenía rival. Ya en 2017, en el mes de Mayo, muchos pensaban que el ansiado anuncio del combate Canelo-GGG se daría, pero no. Por parte del mexicano se dio la noticia de que éste pelearía contra Julio César Chávez Jr. en Las Vegas y Golovkin contra neoyorkino Daniel Jacobs en el Garden de Nueva York.

Por supuesto ambos vencieron en sus respectivos combates, pero, de forma inesperada, el Canelo después de vencer al hijo de La Leyenda, tomó el micrófono para decir: “Golovkin you are next, my friend”. 

Aquel 7 de mayo en la T·Mobile Arena de Las Vegas de la voz de uno de los protagonistas se concretaba el esperado anuncio: Saúl ‘Canelo’ Álvarez contra Gennady ‘GGG’ Golovkin era una realidad, por fin. El encuentro se pactó para el 16 de septiembre de 2017 en la ya mencionada arena T·Mobile.

Todo estaba listo y en la primera pelea vendría una serie de acontecimientos que marcarían para siempre la carrera de ambos: después de 12 rounds, el combate acabaría en empate. Insólito considerando que el boxeo no es un deporte que se caracterice por tener empates.

Pero aún más insólito fue que ninguno de los dos boxeadores podía creer el resultado, para ellos había un claro ganador: ellos mismos. La revancha se daría de manera obligatoria, pues una cláusula en el contrato así lo estipulaba. Pero un giro inesperado cambió los planes de ambos…

En mayo de 2018, Saúl Álvarez es llamado a declarar al máximo organismo de boxeo en el mundo por un hecho de dopaje, pues el jalisciense había dado positivo a clembuterol.

Las opiniones no se hicieron esperar y los primeros de todos fueron los de el campamento de Golovkin. Abel Sánchez, entonces entrenador de Gennady Golovkin, criticó duramente al mexicano tachándolo de ‘deshonesto’ y una ‘deshonra para el deporte mexicano’. Especialistas del boxeo fueron duros con el tapatío también criticando su falta de profesionalismo por este hecho.

La realidad fue que en el juicio, el organismo sentenció a 6 meses de suspensión al Canelo Álvarez y su equipo, le retiraron la licencia para pelear en Estados Unidos y tuvo una multa económica. Golovkin peleó contra el armenio Vanes Martirosyan en lugar del mexicano. Una vez cumplida la suspensión, el pleito se pactó para el 15 de septiembre de ese mismo año. Fuera de escándalos, sin cláusulas secretas, era pelear a puño limpio por determinar quién era el mejor de los dos. 

La segunda pelea fue más intensa que la primera, ninguno cedió y la pelea pudo ser ganada por cualquiera de los dos. 12 rounds después el veredicto de los jueces fue en favor de Saúl Álvarez por decisión dividida. Lo había logrado. Venció a su némesis quitándole todos los cinturones y por ende el trono de la división.

El mexicano tocaba el cielo con las manos. Por su parte el kazajo perdía todo lo ya mencionado y se quedaba con un mal sabor de boca, pues él sentía que había sido mejor que su rival. 2018 cerró siendo un año tremendo para el mexicano, pues no sólo se había hecho de la supremacía de toda una división, pues saltó a los súper medianos para quitarle el cetro a Rocky Fielding en Nueva York en diciembre de ese año. El Canelo estaba en la cima del boxeo internacional. 

Cuatro años después, el camino de ambos se cruza nuevamente. En contextos diversos, pues Golovkin de 40 años, habiendo cambiado de entrenador y con victorias muy cuestionadas en sus últimas peleas volverá a medirse contra Canelo Álvarez, quien viene de una derrota contundente contra el ruso Dmitri Bivol en Las Vegas y con muchas dudas respecto a su rendimiento, pues algunos escándalos extra deportivos han puesto en tela de juicio su profesionalismo.

El próximo 17 de septiembre de 2022  pelearán de nueva cuenta para cerrar de una vez por todas la trilogía más respetada y seguida de los últimos años: Saúl ‘Canelo’ Álvarez y Gennady Golovkin a todo o nada en esta última pelea. 

Disfruta en Strendus de esta pelea entre ambos y apuesta por tu favorito.

Advertisement

Facebook Strendus

Más en Deportes