Síguenos

Deportes

D.J. Cooper, el basquetbolista que fue suspendido por estar ‘embarazado’

Te preguntarás si es transexual, si hubo un error o qué pasó, pero la realidad es que la jugada de este basquetbolista para salir limpio en el antidoping no le salió como esperaba

D.J. Cooper. (Foto: afpforum.com)

No es que disfrutemos las desgracias ajenas, pero hay que admitir que es inevitable no burlarse cuando alguien hace una trampa y lo cachan con las manos en la masa. Lo que le pasó a D.J. Cooper te sacará unas buenas carcajadas. Porque sí, lo creas o no, en un estudió salió que estaba embarazado, lo que le costó una suspensión de dos años.

Primero lo primero: ¿quién es D.J. Cooper? Bueno, es jugador de básquet estadounidense que era parte del equipo AS Mónaco, pero que actualmente es un “agente libre”, pues no tiene equipo. Antes de que pienses que se trata de una injusticia, debes saber que este personaje no es transexual y tampoco se trató de un milagro

La cosa es que a D.J. Cooper se le sometió a una prueba de antidoping. Todo parecía marchar bien gracias a que salió limpio en cuanto a drogas se refiere, sin embargo, llamó la atención que en su orina había una alta concentración de la hormona GCH (gonadotropina coriónica humana), la cual es liberada por la placenta y, obviamente, únicamente está presente en mujeres embarazadas.

Como es imposible que un hombre produzca dicha hormona, se investigó la situación y se descubrió que a Cooper se le hizo fácil usar la pipí de su esposa, lo cual habría sido una muy buena idea de no ser porque la mujer estaba esperando un bebé, cosa que el deportista no sabía y muy probablemente ella tampoco. Entonces, lo que pudo haber sido una trampa maestra, salió muy mal.

via GIPHY

Lo peor del caso es que la FIBA (Federación Internacional de Baloncesto) se enteró de lo ocurrido, por lo que tomó la decisión de suspender a D.J. Cooper por un largo rato. Cuando esto sucedió, en 2018, el basquetbolista argumentó que su salida del deporte se debía a problemas personales, que no dudamos que tenga o haya tenido después de su colosal metida de pata, pero fue hasta apenas que salió a la luz la verdadera razón por la que se alejó de las canchas.

D.J. Cooper podrá volver a jugar como basquetbolista profesional hasta el 2020 (si es que algún equipo lo recibe con los brazos abiertos), pero lo que es un hecho es que su intento de pasar limpio un antidoping jamás será olvidado. Ahora sólo queda esperar para descubrir si lo volveremos a ver en las grandes ligas del básquetbol y ver si el embarazo no afectó su condición física. 😅

Moraleja: hacer trampa no es bueno. ¡Te puede salir el tiro por la culata!

Advertisement

Facebook Strendus

Más en Deportes