Síguenos

Escuela de Apuestas

¿Vivir de tus apuestas? Te demostramos que es una pésima idea

Algunos creen que pueden ganar dinero fácil jugando y haciendo apuestas al grado de no tener que trabajar, pero esto suele estar muy alejado de la realidad

Foto: twitter.com

Claro que los casinos son súper cool, pero debes tener siempre presente que los juegos de azar y las apuestas son principalmente para divertirse, no para ganar dinero. Es probable que una buena racha o las experiencias que has escuchado de otros apostadores te tienten a dejar tu trabajo para dedicarte sólo a apostar. Sin embargo, hay muuuchas razones por las que ésta puede ser una pésima decisión. Enseguida te dejamos algunas.

1. Primero el dinero

Para ganar hay que apostar, y si quieres ganar grandes premios necesitas hacer apuestas cuantiosas. Si tu idea es vivir de las apuestas, invertir poco dinero no será muy útil… Las apuestas con las que tienes mayor probabilidad de ganar no entregan mucho, así que tendrías que apostar cantidades más fuertes y nunca hay una garantía de que ganes así que ten mucho cuidado porque en un dos por tres podrías quedarte en bancarrota.

via GIPHY

2. No son algo seguro

Esto es algo obvio, pero parece ser que muchos lo olvidan cuando se clavan de más en este mundo. En todos los juegos y apuestas tienes probabilidades de ganar, pero también de perder. Incluso si se trata de un enfrentamiento en el que tú y muchas otras personas están completamente seguras de que ganará un equipo por sus antecedentes, puede ocurrir cualquier cosa que lo haga perder el juego y a ti tu dinero.

3. Uno como quiera, ¿pero las criaturas?

Si eres padre de familia o apoyas a tus padres con el gasto del hogar, no puedes darte el lujo de perder dinero que sueles usar para ellos, mucho menos destinar dinero que aún no ganas a gastos que estarán allí sí o sí. En caso de que vivas solo y nadie dependa de ti, de todas maneras piensa lo que podría ocurrir si te quedas en ceros. Nuestra sugerencia siempre va a ser: apuesta solo el dinero que tengas destinado para entretenimiento.

4. Necesitas habilidades

Incluso el más hábil en el blackjack y el sabelotodo de los deportes pueden meter la pata. No por nada ha salido a la luz que jugadores profesionales pierden grandes cantidades de dinero, y que apostadores deportivos con experiencia, como los tipsters, también se equivocan y fallan en apuestas. Ni siquiera contar cartas te asegura victoria, además del hecho de que está prohibido en muchos casinos y de que en los online es imposible. A menos que tengas una habilidad matemática impresionante o seas un experto analizando a los deportistas y a los equipos, las probabilidades de que tengas la misma suerte que los profesionales son bastante bajas.

via GIPHY

5. Vas a querer más

¡Ten cuidado! El juego puede convertirse en una adicción, sobre todo para quienes dependen de él como fuente de ingresos. Un claro ejemplo de esto es Stu Ungar, una leyenda del WSOP. Pese a que era todo un profesional en poker y ganó el Main Event del WSOP en tres ocasiones, su deseo por más lo llevó a apostar incluso en otras áreas que no dominaba, lo que provocó que perdiera mucho dinero. Y sí, él era todo un genio en las cartas.

No olvides que muchas de las más grandes leyendas en blackjack y poker también tienen (o tenían) sus respectivos trabajos. Lo mejor es no mezclar las cosas: tu trabajo o tu negocio es el medio por el cual te ganas la vida y, para cuando quieras entretenimiento, diversión y sentir la adrenalina que tu cuerpo necesita está Strendus.

Advertisement

Facebook Strendus

Más en Escuela de Apuestas