Síguenos

Escuela de Apuestas

Caribbean Stud: la variante de poker que no conocías y debes probar

En este juego no tienes que enfrentarte a otros apostadores, sino sólo a la casa, lo que aumenta tus probabilidades de ganar

Foto: freepik.es

No cabe duda que el Texas Hold’em es la variedad de poker más popular en los casinos y también una de las más emocionantes. Pero esas no son razones suficientes para que te conformes con una sola manera de disfrutar este juego, y por ello aquí y ahora, te platicamos de Caribbean Stud, otra variante del poker que aprenderás a amar.

El origen del Caribbean Stud no está muy claro. De acuerdo con algunas fuentes, fue inventado por los dueños de un casino en Aruba, una pequeña isla del Caribe holandés, y de ahí comenzó a popularizarse en los cruceros y luego en el resto del mundo. Sin embargo, otras versiones aseguran que esta variante nació en Las Vegas.

Como sea que haya sido el surgimiento de este juego, actualmente es un must en algunos casinos y no nos sorprendería si pronto se convierte en uno de los favoritos de los mexicanos, tanto en casinos reales como en casinos online. Para que vayas un paso adelante, te explicamos a continuación cómo se juega.

via GIPHY

A diferencia del poker convencional y el Texas Hold’em, en el Caribbean Stud no tienes que enfrentarte a ningún otro apostador, sino que juegas directamente contra la casa. El objetivo principal del juego es, obviamente, armar una mejor mano que el crupier con tus cinco cartas.

Lo primero que debes hacer es colocar una apuesta sobre el tapete en donde dice “ante”. Después, el dealer te entregará cinco cartas boca abajo y se repartirá cinco cartas a él mismo, también ocultas. Una vez repartidas las cartas, el crupier mostrará sólo una de las suyas y tú podrás tomar las tuyas para verlas sin mostrárselas a nadie y decidir si quieres continuar jugando o si deseas retirarte. En caso de que elijas salir, pierdes tu apuesta “ante”.

Si decides continuar jugando, tendrás que colocar otra apuesta llamada “call” que debe tener el doble de lo colocado en tu apuesta “ante” (o sea que si habías apostado 100 pesos, ahora tendrás que dar otros 200). Una vez hecho esto, el dealer y tú deben mostrar todas las cartas. En esta parte del juego corres con ventaja, pues el crupier sólo podrá continuar si en su mano hay un AS y un Rey, o cualquier pareja o combinación que sea equivalente o mayor.

via GIPHY

De no ocurrir lo anterior, la casa pierde automáticamente, tú ganas la apuestas “ante” y se te devuelve lo que habías colocado en “call”. Pero si el dealer sí cumple con los requisitos, se dice que “hay acción”. Es en ese momento en el que se deben comparar las manos de los jugadores con las del crupier, de derecha a izquierda. 

Todas las manos superiores a las del dealer, ¡ganan!, pero en diferentes proporciones. A todos los ganadores se les entrega el doble de su apuesta “ante” y su apuesta en “call” es multiplicada dependiendo de la mano que hayan formado. Cabe mencionar que si tu mano es una pareja, sólo se te devolverá el dinero que apostaste en “call” inicialmente (más el doble de tu apuesta “ante”).

¡Wow! Sí que es una manera nueva y diferente de jugar poker, y estamos seguros de que si se la muestras a tus amigos podrán pasar horas de diversión. Mientras practicas hasta entender muy bien este juego, recibe la adrenalina que tu cuerpo necesita en el Casino y Casino en Vivo de Strendus. Recuerda que siempre es mejor practicar en la comodidad de tu hogar.

Más en Escuela de Apuestas